martes, 11 de octubre de 2011


Es difícil decir adiós a esa personita que lo ha sido todo para ti. Es difícil olvidar esa sonrisa que se desliza por tus venas o  esa mirada que te deja las carcajadas sin aliento. Es difícil empezar de cero y no recordar la chispa que creaban las manos entrelazadas, es difícil olvidar todo lo que darías por el más mínimo roce con sus labios...

No hay comentarios:

Publicar un comentario