domingo, 9 de octubre de 2011

Él en pocas palabras pero un gran sentimiento.

Él es un ser diferente al resto, tiene un corazón de oro y tan grande que no le cabe en el pecho, siempre da todo y nunca espera recibir nada a cambio, es como un ejemplo a seguir, lo más valioso de hoy y del mañana, el que basa su tiempo en sacar sonrisas al mundo, a lo incoloro le da color, lo borroso lo desempaña, regala ilusiones y esperanzas, y pese a miles de mal estares, lucha para después de varios combates, sacar sonrisas. Y vale tanto, que a veces darle todo se queda pequeño, y por cada fallo, cada error le pido perdón porque él es mi querer vivir, tenerle es una suerte y no quiero pensar que pasará si alguna vez alguno de los dos no está, por eso disfruto segundo a segundo como una niña de él. Le doy gracias por haber gastado su tiempo en estar conmigo, tener paciencia conmigo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario