domingo, 27 de noviembre de 2011

Todo afecta.

Mi maquillaje puede estar desechándose, pero mi sonrisa todavía persiste.
Cualquier cosa que pase, se lo dejaré al destino. Otro dolor de cabeza u otro romance fallido. No voy a pensar en lo lejos que pudo llegar algo que ni siquiera empezó. Ni a calentarme la cabeza por algo o alguien que no merezca la pena, y dudo que sea así. Voy a bailar hasta que mis tacones se desgassten, voy a gritar hasta que no pueeda más, voy a compartir con el mundo mi rabia. No voy a arrepentirme de ningún error que cometa, ni a llorar por ningún gilipollas que no se merezca ni los buenos días. Seré feliz hasta que todos a mi alrededor sean felices conmigo. Abrazaré a la Luna, besaré todos y cada uno de mis defectos, y no me importará hacerlo. Porque sí, habré echo sufrir a los que me importan una y mil veces. Habré creado problemas y los habré dejado ahí, sin solucionar. Reconozco haberla cagado a lo grande, pero porque soy humana, y rubia, que todo afecta.

No hay comentarios:

Publicar un comentario