sábado, 3 de diciembre de 2011

Todas leemos novela y poesía romántica, vemos la tele y hay cientos de novelas, series, películas... en los que se desarrolla una relación amorosa y aunque la trama no gire en torno a ella siempre está por ahí en segundo plano, es muy raro encontrar una de estas producciones en la que esto no ocurra incluso en las de terror allí están.. las relaciones.. que nos inculcan desde pequeñas, nos meten en la cabeza la idea  de que tener una de esas relaciones amorosas perfectas es de lo mejor que existe en este mundo, que lo ideal es tener a tu lado un príncipe que te haga sentir princesa, que te rescate del malo, te monte en su corcel, te lleve a su castillo, te convierta en su reina y formar una feliz familia.. como en los cuentos y que todo sea perfecto, precioso y espectacular... pero un momento chicas, casi nos laban el cerebro!! ¿ese cuento no os parece algo subrealista?
En la realidad no hay castillos de cuento no existen dragones, duendes, hadas ni brujas malvadas de las que te tengas que salvar..  bueno puede que algunas brujas si que haya pero.. la mayor parte de ellas se comportan de esa forma porque buscan el amor de un príncipe que no les pertenece, el cual lo más seguro es que les salga RANA, asique ¿por qué pelear? Yo no digo que el amor no exista porque eso sería mentir, solo digo que no es tan ideal como lo quieren pintar que vivimos enamoradas del cuento no de los principes y nos tiramos una gran parte de nuestra vida intentando que ese cuento se haga realidad, pero que el principe no siempre va vestido de azul, puede ir de rojo, amarillo, violeta, verde,... de millones de colores incluso de negro. No tiene porque poseer una corona, un gran castillo y un blanco corcel. Esas cosas son efímeras e  insustanciales que más da si es ¿moreno, rubio, castaño o pelirrojo? ¿y si tiene ojos azules, verdes o amarillo fluorescente? lo que posea no es lo que más importa sino lo que posea en su interior, que sea un principe sincero cariñoso y dulce (cada cosa en su momento claro esta ) y lo más importante que te Quiera, que te preeste la atención que mereces y no la que le da a un juguete o video juego nuevo del que al poco tiempo se cansa, que haga cosas por ti y que tengais vuestras diferencias y por ellas vuestras peleas. Porque todo No es perfecto, seguramente no sabra demostrarte todo lo que siente porque eso nos pasa a todos, pero una relación no se basa en la perfección sino más bien en la imperfección que es, lo que hace fuerte una pareja cada pelea, cada obstaculo, cada día superado juntos
Asique dejemos de buscar un perfecto amor porque sí las mejores relaciones amorosas son Imperfectas :) pero tengamos cuidado con las ranas que besamos que en vez de transformarse en principes se transforman en sapos ;)

No hay comentarios:

Publicar un comentario